Banner

Posturas forzadas

Correo electrónico Imprimir PDF
(2 votos)


En el trabajo es importante que evites realizar posturas forzadas.

Para evitarlas puedes seguir estos prácticos consejos y aprender a cuidarte también en tu entorno laboral:

 

Evitar posturas forzadas al coger un peso

  • Evita adoptar posturas incómodas durante largos periodos de tiempo. Te fatigarás menos.
  •  

  • Cuando vayas a hacer un esfuerzo piensa si la postura te va a permitir hacerlo correctamente.
  •  

  • Alterna estar de pie y sentado, aunque es recomendable que la postura principal sea la sedente.
  •  

  • Reduce al mínimo posturas forzadas como arrodillarte, estar tendido o de cuclillas.
  •  

  • Si vas a utilizar un soporte, asegúrate que tiene las dimensiones adecuadas y que no te provoca posturas con las que puedas perder el equilibrio y caerte.