Banner

Recomendaciones generales para la trabajadora embarazada

Correo electrónico Imprimir PDF
(0 votos)

Permitir suficientes pausas de descanso durante el trabajo. Los periodos de descanso permiten aliviar los síntomas de fatiga y prevenir la aparición de trastornos musculoesqueléticos. Son preferibles las pausas cortas y frecuentes (por ejemplo, descansar 5 minutos cada hora de trabajo) que las pausas más largas y menos frecuentes.


- Establecer un sistema de rotación a otras tareas que no presenten factores de riesgo para la trabajadora embarazada.

- Proporcionar lugares de descanso adecuados, para aliviar la fatiga física y mental. Facilitar el acceso a algún lugar donde sea posible descansar sentada o recostada cómodamente y sin perturbaciones.

Mujer trabajadora embarazada

- Favorecer la hidratación de la trabajadora. Disponer de fuentes de agua de acceso fácil durante el trabajo, sobre todo en los entornos calurosos.

- Proporcionar a la trabajadora una formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la realización de su trabajo, así como de las medidas de prevención que pueden adoptarse para evitarlos o minimizarlos.

- Utilizar un calzado cómodo, estable y seguro. Evitar los tacones altos y los diseños o materiales que impiden ajustar el calzado a la hinchazón de los pies. Usar un tacón bajo o bien uno mediano (si la mujer no está acostumbrada a la suela plana y le resulta molesta) que sea grueso y estable. La suela debe presentar buenas propiedades de fricción con el suelo, y la puntera debe ser espaciosa.

- Tomar alimento de forma regular, y mantener una alimentación sana y equilibrada, procurando no excederse en el peso.

- Mantener la forma física general, para minimizar las molestias musculoesqueléticas durante elembarazo. Los ejercicios que fortalecen los músculos de la espalda ayudan a prevenir el dolor deespalda. Los ejercicios de inclinación pélvica fortalecen los músculos abdominales y favorecen las posturas correctas.

- Mantener un control médico regular, para evaluar y documentar claramente cualquier síntoma significativo y su relación con el trabajo y otras actividades.

Estas recomendaciones han sido extraídas de la publicación Ergomater/IBV. Requisitos ergonómicos para la protección de la maternidad en tareas con carga física.