Banner

Cómo evitar caídas y sus consecuencias

Correo electrónico Imprimir PDF
(12 votos)

La prevención de caídas se puede desarrollar en tres fases:

1. Prevención primaria: son aquellas medidas encaminadas a evitar la caída:

Educación para la salud y promoción de hábitos de vida saludables.
  • Mantener un campo de visión amplio al transportar objetos y no cargar demasiado.
  • Al coger algo del suelo es preferible arrodillarse y no cambiar de posición bruscamente.
  • Mantener una buena forma física y una dieta saludable, bebiendo abundante líquido para evitar deshidrataciones.
  • Revisar el buen estado de gafas, audífonos, bastones, andadores, etc.

Personas mayores en andador y silla de ruedas

  • Usar zapatos de suela antideslizante, de no fricción y de tacón bajo. Evitar llevar calzado suelto (tipo chanclas) para evitar tropiezos.
  • Visitar al médico una vez al año; consultar si se nota disminución de visión y mareos. Hablar con el médico si se observa algún efecto secundario al tomar las medicinas.
  • Usar bastón o andador si el médico o fisioterapeuta lo recomienda.

Disminución del riesgo en el hogar.

  • Iluminación: interruptores en las entradas, amplia iluminación en todas las zonas pero nunca deslumbrante. Luces orientativas nocturnas.
  • Suelos y pasillos: evitar alfombras y objetos en el suelo, utilizar cera antideslizante; cuidado con los suelos recién fregados y los con objetos caídos.
  • Las alfombras han de estar firmemente sujetas al suelo o disponer de superficie antideslizante.
  • Los cables eléctricos no han de estar en el suelo en las zonas de paso.
  • Poner barandillas o asideros en el cuarto de baño, para su uso en bañera, ducha y retrete.
  • Las escaleras deben contar con barandillas a ambos lados para apoyarse y asegurarse de que están bien iluminadas.
  • En la cocina todo ha de estar a nuestro alcance, no colocar las cosas demasiado bajas ni demasiado altas para evitar el uso de escaleras y posibles caídas.

2. Prevención secundaria: evaluar qué ha ocurrido en la caída y cómo evitar que vuelva a ocurrir.

  • Corregir los peligros ambientales que pueden haber influido (hogar).
  • Corregir los factores relacionados con el propio sujeto (medicación, asumir riesgos innecesarios, no uso de elementos de ayuda (bastón, andador).

3. Prevención terciaria: mejorar las condiciones que empeoran el estado del sujeto que ha sufrido una lesión en la caída.

  • Tratamiento y rehabilitación de las complicaciones.
  • Fisioterapia y rehabilitación de la marcha y del equilibrio.
  • Aprender a caer y levantarse.
  • Psicoterapia para tratar el síndrome postcaída o miedo a caerse, que limita la vida de las personas que lo padecen.