Banner

La discapacidad intelectual

Correo electrónico Imprimir PDF
(6 votos)

La discapacidad intelectual tiene que ver con la limitación de la capacidad cognitiva de la persona producida por una enfermedad o lesión congénita. Ello limita a la persona en algunas actividades que requieren de un esfuerzo intelectual reiterado y relacionado con la adquisición de información, pero no para otro tipo de actividades acordes con su discapacidad. La persona con discapacidad intelectual es una persona activa y con un gran componente de utilidad social. He aquí algunas recomendaciones para un trato conveniente y normalizado con la personas con alguna discapacidad intelectual:

Adaptación al lugar de trabajo

Para facilitar la adaptación de las personas con deficiencia intelectual al lugar de trabajo, debes tener en cuenta lo siguiente:

  1. Dispón las instalaciones de manera simple y lógica.

  2. Utiliza sistemas de fijación o dispositivos guía para dirigir las operaciones manuales, sobre todo en tareas repetitivas.

  3. Mantén ordenada la superficie de trabajo y las áreas de almacenamiento. Coloca los materiales según el orden y/o frecuencia de uso, y al alcance de la mano si es posible.

  4. Proporciona directrices claras y de un solo paso para realizar las tareas.

  5. Evita los cambios frecuentes de actividad.

  6. Los mandos de control deben ser fáciles de manejar e intuitivos.

  7. Utiliza información clara y fácil de comprender como ayuda a la orientación. Por ejemplo, códigos de color simples, símbolos familiares y contrastes de textura para indicar distintos tipos de información. Evita utilizar etiquetas con términos que puedan confundirse con otros similares.

  8. Ubica el puesto de trabajo en zonas donde no se distraigan, sin que ello suponga aislar a la persona.

  9. En el lugar de trabajo los suelos deben ser uniformes y sin obstáculos que puedan suponer riesgo de tropiezos.

¿Cómo comportarte con una persona con limitaciones para la comprensión?

Ante las personas con limitaciones cognitivas, discapacidades intelectuales o enfermedad mental, te recomendamos lo siguiente:

  1. Háblale de forma natural y sencilla.

  2. Respóndele a las preguntas que te haga, asegurándote que te ha entendido.

  3. Si es preciso, transmite la información de forma secuenciada y explica las cosas varias veces, pero de diferente manera.

  4. Para hablar con personas con discapacidad intelectual es importante que no haya ruidos ni otras distracciones (música, bullicio, etc.).

  5. Trata a la persona de acuerdo con su edad.

  6. Igualmente, ayúdales sólo si es necesario.

  7. Trata de facilitar su relación con otras personas.

¿Cómo encomendarles una tarea?

Si quieres que una persona con discapacidad intelectual efectúe una tarea, te recomendamos lo siguiente:

  1. Refuerza cualquier instrucción con demostraciones.

  2. Debes expresarte ante ellas de manera simple, breve y aclaratoria.

  3. Las directrices para que realicen cualquier tarea, dáselas de forma clara y con una sola instrucción.

  4. Utiliza un lenguaje positivo y activo; por ejemplo, describiendo lo que hay que hacer y no lo que hay que evitar.

  5. Proporciónale ejemplos del trabajo bien hecho mediante fotos, ilustraciones u otros medios gráficos.

Facilidad para que encuentren las cosas.

Para facilitar el acceso a zonas de almacenaje a personas con deficiencia intelectual, te recomendamos:

  1. Pon los artículos por orden de uso.

  2. Evita la reorganización frecuente de las áreas de almacenaje.

  3. Usa símbolos familiares donde proceda para identificar máquinas, equipos de trabajo o de emergencia, controles, indicadores, aseos, etc.

  4. Utiliza símbolos para identificar las cosas sólo si son entendidos sin dificultad por los trabajadores implicados. Los símbolos que son fácilmente comprensibles se leen más rápidamente que una etiqueta o un rótulo con caracteres gráficos.