Banner

Seguridad en parques infantiles

Correo electrónico Imprimir PDF
(7 votos)

Últimos avances

El concepto de seguridad en parques donde van a jugar niños ha cambiado mucho en los últimos años. Hoy en día es evidente que no se construyen parques con el suelo de cemento o asfalto. Se han realizado avances espectaculares en el ámbito de los materiales que absorben los impactos de caídas y saltos. También es impensable encontrar en los parques infantiles elementos de riesgo como aristas cortantes o tornillos que sobresalen.

Los fabricantes de elementos lúdicos para los parques (toboganes, balancines, casas de madera, etc.) son cada vez más sensibles a las directrices de una estricta normativa que, afortunadamente, permite reducir sustancialmente el riesgo de accidentes en estas instalaciones.

Si deseas asegurarte de que tu parque habitual es seguro, realiza la supervisión de estos 4 puntos:

  1. Revisa los atrapamientos. Un elemento de juego que sea seguro no debe permitir que en ningún hueco pueda quedar atrapado un dedo o una cabeza. Para ello se establecen unas dimensiones que debe cumplir cualquier hueco presente en el parque.


  2. Otro elemento importante a tener en cuenta es la tornillería. Ésta debe quedar totalmente protegida. Para ello se suele practicar un vaciado de la zona a alojar el tornillo para que no sobresalga la cabeza de éste y, además, se coloca una tapa que impida el acceso a la zona vaciada.


  3. De la misma manera, la estabilidad es imprescindible para garantizar la seguridad de uso del elemento de juego.


  4. El cuidado de los acabados evita la utilización de acabados cortantes o de aristas que puedan causar daños o lesiones.