Banner

¿Eres comerciante? Ten en cuenta las emociones del consumidor

Correo electrónico Imprimir PDF
(7 votos)

¿Cuáles son las emociones que debe transmitir un comercio para incrementar la intención de compra de los consumidores en el punto de venta?

Un estudio desarrollado por el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) y la Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano (CECOVAL), señala que entre los elementos básicos que los consumidores piensan que deben reunir los pequeños comercios se encuentran: Ofrecer productos actuales, presentar un local cuidado y ordenado que facilite el proceso de compra de los clientes y ofrecer un ambiente acogedor. Este último factor es muy importante porque del estudio emocional llevado a cabo se desprendió que la emoción “acogedor” era la que más influía en la intención de compra del consumidor en el interior de un punto de venta.

 

Además, el comercio debe proporcionar una distribución de los productos intuitiva, que facilite el proceso de compra al cliente y debe ofrecer una imagen del local acorde con los valores de marca que quiere transmitir. Asimismo, se espera que el vendedor sea un experto conocedor de las características del producto, del servicio y del comercio en global con el fin de poder ofrecer un asesoramiento integral y de gran calidad a los clientes.

 

El estudio también apunta a una serie de factores que permitan la innovación en el comercio minorista como son: la incorporación de tecnología, la posibilidad de ofrecer una experiencia placentera al cliente en el punto de venta,  incidiendo en la estimulación de todos los sentidos, y haciendo que el cliente se sienta especial y activo dentro del comercio.

 

Otro factor también muy importante es el diseño emocional de los escaparates. El escaparate es la ventana del comercio, es el elemento que ayuda a seducir al cliente para que entre en el local, por lo que es necesario conseguir un diseño que estimule las emociones apropiadas para que inciten al consumidor a entrar y consumir en el establecimiento.

 

Disponer de una zona de relax y ofrecer un regalo extra, también incrementa  la satisfacción del consumidor y las ganas de volver a visitar el comercio. El consumidor de hoy está cada vez más comprometido con el medio ambiente por lo que el comercio debería incorporar estos valores al negocio, ofreciendo una decoración más “verde”, bolsas recicladas, tickets de compra de papel reciclado, etc.

 

Este estudio es el resultado de un proyecto cofinanciado por IMPIVA, en el marco del II Plan de Competitividad de la empresa valenciana 2008, y la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

 

espacio1y2visitantes_150p