Banner

El calzado, confort y salud

Correo electrónico Imprimir PDF
(3 votos)

Factores para el confort del calzado

Fotografía de un hombre cominando por la nieveEn la sociedad actual, la necesidad de proteger el pie del calor y del frío, de los pavimentos urbanos más o menos regulares y los hábitos de nuestra vida cotidiana nos hacen absolutamente dependientes del calzado. Y para que tengamos una actividad normal y activa, nuestro calzado debe ser absolutamente confortable y saludable. Por ello, el confort es uno de los aspectos más importantes a considerar para el diseño de zapatos, deportivas, sandalias, etc. Y, sin embargo, no siempre el calzado que llevamos en nuestros pies es el más confortable, lo que repercute negativamente en nuestro bienestar físico e incluso psíquico.

Un calzado adecuado, además de ser confortable, debe permitir la normal actividad del pie y contribuir al mantenimiento de nuestra salud. Independientemente de las características específicas de cada tipo de calzado, existen diversos requerimientos funcionales que se deben cumplir desde el punto de vista del mantenimiento de la salud y funcionalidad. Estos aspectos a considerar son un ajuste correcto, su flexibilidad (factores biomecánicos) y la capacidad para mantener nuestros pies secos y a una temperatura correcta (factores climáticos).

Los tres factores para el confort del calzado

  1. Correcto ajuste:

    • Adaptación del calzado al tamaño y forma del pie

  2. Imagen del pie de un futbolista corriendo por el céspedFactores biomecánicos:

    • Adaptación del calzado a los movimientos fisiológicos del pie

    • Capacidad de amortiguar impactos

    • Características de fricción entre el calzado y el suelo

    • Distribución de presiones

  3. Factores climáticos:

    • Aislamiento térmico

    • Regulación de temperatura

    • Control de la humedad

    • Ventilación