Banner

10 puntos a considerar para adquirir un calzado saludable

Correo electrónico Imprimir PDF
(1 voto)
  1. Como en todo lo que tiene que ver con tu salud y tu comodidad, piensa en ti, en tus necesidades y características. Se muy exigente con el calzado que vas a adquirir.

  1. Selecciona el calzado en función de la actividad para la que lo destines. Si lo vas a llevar todo el día, cualquier pequeño problema en la tienda se multiplicará al usar el zapato muchas horas.

  2. Mira la etiqueta del fabricante. La información allí contenida te será muy útil.

  3. Muy importante: Selecciona la talla adecuada.

  4. Vigila el peso y los diversos elementos del calzado. Debe ser ligero, flexible, estable y facilitar los movimientos del pie.

  5. Mira el dibujo de la suela y comprueba que es adecuado.

    Imagen de formas recomendadas para el dibujo de la suela

  6. Comprueba el material de la trasera, tanto el de la suela como el de la plantilla. Deben ser blandos, pero no en exceso, para amortiguar las fuerzas de impacto.

  7. También comprueba si la plantilla es adecuada y si la anatomía plantar puede producir problemas. Piensa en la absorción de sudor.

    Imagen de una plantilla

  8. Revisa el acabado interior. Si existen costuras y refuerzos mal acabados o mal dispuestos, éstos pueden ser muy problemáticos, especialmente en personas mayores.

  9. Ten en cuenta la época del año y piensa en el sudor, frío y calor de los pies