Banner

Elegir ropa adecuada para el frío

Correo electrónico Imprimir PDF
(6 votos)

Un aislamiento apropiado.

Elige en función de la temperatura exterior y de la actividad que vayas a realizar. No te protejas excesivamente cuando vayas a realizar alguna actividad física porque sudarás cuando realices un esfuerzo y sentirás más frío al parar.

 

Nuestro calor corporal evoluciona.

Este cambio se produce en función del intercambio de calor que se establece con el aire y las superficies que nos rodean. Protégete del viento, ya que aumenta considerablemente la pérdida de calor.

Elige una superposición de prendas finas.

Esto permite capturar el aire de forma más eficaz que con una sola prenda gruesa. Algunos materiales, tales como los polares de microfibra, son muy eficaces para reducir la pérdida de calor con muy poco peso, ya que capturan el aire en su interior.

 

La primera capa debe ser ajustada y cómoda.

Esto permite mejorar la transpiración facilitando la evacuación del sudor sin absorberlo. La segunda capa debe ser aislante, protegiendo del agua y del viento.

 

Atención a la protección térmica de los pies y las manos.

Ambos se enfrían con mayor rapidez que otros miembros. También debes proteger la cabeza, ya que es una de las partes por donde se escapa la mayor parte del calor corporal.

Usa prendas de una talla ajustada.

La talla ha de elegirse de forma que la prenda se ajuste adecuadamente al cuerpo dejando espacio para el libre movimiento y la ventilación.