Banner

Vehículos adaptados a la discapacidad física

Correo electrónico Imprimir PDF
(8 votos)

Muchas personas con discapacidad física pueden conducir coches. Sólo hay que hacer algunas modificaciones en diversas funciones del vehículo y en las vías de acceso al mismo, ya sea para que acceda para conducirlo o como pasajero. Los vehículos pueden adaptarse a las necesidades específicas en función del tipo de discapacidad de la persona que lo vaya a conducir. Además, aunque las personas tengan la misma discapacidad, cada una tendrá sus propios hábitos de conducción.

Conducción desde la propia silla de ruedas

Existen vehículos adaptados para conducir desde la propia silla de ruedas. Para hacerlo con seguridad debes proveerte de un sistema compuesto por cinturón, anclajes y reposacabezas.

Elementos que garantizarán la accesibilidad integral

A continuación te mostramos los elementos que hacen que un vehículo particular tenga accesibilidad integral:

  • Acceso al vehículo. Debe contar con plataformas elevadoras laterales o posteriores, rampas o escalones escamoteables. La pendiente máxima de las rampas será del 30% si se usan con acompañante y del 10% si la persona en silla de ruedas es autónoma. La anchura exterior mínima debe rondar los 80 cm. La rampa puede soportar un peso de 250 kg apoyados en el centro de su vano. La altura del hueco para el acceso (mínima recomendable de 1,30 m).

  • Superficie de alojamiento. Debes tener un hueco para que entre la silla montada con una longitud mínima recomendable de 1,20 m y una anchura mínima de 70 cm. La altura mínima libre interior del vehículo sobre la cabeza del pasajero en su silla de ruedas, ubicada en el lugar asignado, será de 5 cm. Debes viajar en el sentido de la marcha y nunca de modo transversal al eje longitudinal del vehículo.

  • Seguridad del pasajero viajando en su silla de ruedas. Debes anclar la silla por el chasis en el hueco en el que estés. El anclaje se sujetará al chasis o bastidor del automóvil. También debes ponerte el cinturón de seguridad. Es recomendable que tengas un reposacabezas, ya sea en el vehículo o en la silla de ruedas.

Adaptaciones para la conducción

El vehículo debe adaptarse a tus características específicas. Algunas de las adaptaciones necesarias pueden ser las siguientes:

  • Adaptaciones para el control de los sistemas fundamentales y secundarios del vehículo: éstas ser refieren a la dirección, los frenos, el embrague, el acelerador, el cambio de velocidades y los mandos complementarios. Para las personas con limitaciones auditivas es recomendable utilizar vehículos que cuenten con cuentarrevoluciones ya que informan visualmente del momento del cambio de marchas. El vehículo dispondrá de indicadores con señales complementarias a la acústica (pilotos luminosos) para los casos de puerta mal cerrada, llave en el contacto, luces encendidas, etc. (hoy día casi todos los tienen).

  • Asientos para vehículos y cojines elevadores: Procura que tenga asientos giratorios y desplazables para subir y bajar de la silla de ruedas al asiento del conductor y viceversa.

  • Grúas de transferencia: también puede haber grúas en el vehículo para subir y bajar de la silla.

  • Tablas de transferencia: sirven para salvar la frontera entre la silla y el asiento.

  • Ayudas para ubicar sillas de ruedas sobre o dentro de un vehículo: se trata de grúas o dispositivos telescópicos para almacenar la silla de ruedas en el techo, maletero, o en el asiento trasero del vehículo; también puede modificarse el sistema de apertura de las puertas posteriores del vehículo para guardar la silla de ruedas (puertas correderas).

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar