Banner

Mesillas de noche

Correo electrónico Imprimir PDF
(1 voto)

Consejos para elegir una mesilla de noche segura y confortable.

La mesilla de noche es un elemento auxiliar importante en el  dormitorio de cualquiera, para las personas mayores además puede ser un complemento imprescindible.

Muchas veces se hace uso de la mesilla o los objetos colocados sobre ella estando tumbado en la cama (despertador, teléfono, medicación, etc.).
Para que este uso sea confortable, la mesilla ha de reunir unas características determinadas.

  1. Mesilla con patas Materiales duraderos y de fácil limpieza.

    Es importante que los materiales utilizados para la mesilla de noche sean resistentes y duraderos, así como con acabados resistentes al deterioro. Es preferible que las mesillas tengan patas en lugar de apoyos hechos del mismo tablero que los laterales. La limpieza de las diferentes partes de la mesilla, incluidos los cajones, debe resultar fácil y cómoda.

  2. Seguridad.

    Es importante que la mesilla de noche sea estable y que todos los elementos tengan los bordes y esquinas redondeadas. Las zonas que deban ser agarradas es aconsejable que tengan un acabado antideslizante y agradable al tacto.

    De izquierda a derecha: vuelco sobre cajón, vuelco sobre ouertas y vuelco sobre bandeja
  3. Una bonita estética.

    Evita un diseño que recuerde al ambiente hospitalario. Es ideal que la línea estética se asimile al resto del mobiliario doméstico.

  4. Capacidad de almacenamiento.

    Debe disponer como mínimo de un cajón y un alojamiento inferior con puerta.

  5. La conveniencia o no de los elementos adicionales.

    El uso de la bandeja accesoria o de las ruedas en la mesilla puede ser desaconsejable en determinados casos. Es preferible la utilización de una bandeja con ruedas o que pueda acoplarse a la barandilla. En cuanto a las mesillas de noche con ruedas, es mejor evitarlas.