Banner

Cómo hacer de la práctica deportiva una práctica segura y saludable

Correo electrónico Imprimir PDF
(23 votos)

• El deporte controlado y programado es clave para tener una buena calidad de vida. Practicar deporte de manera regular mejora la salud y promueve el bienestar físico y psicológico. Siempre que puedas haz actividad física de manera programada y controlada por un profesional del deporte. Estos profesionales conocen tus necesidades y están formados para garantizar tu seguridad, así como para motivarte y guiarte durante tu práctica deportiva.

• Antes de iniciar un plan de actividad física deberías conocer cuál es tu estado de condición física y de salud. Esta información será especialmente valiosa para los profesionales de la actividad física, permitiéndoles ajustar el plan de entrenamiento a tus necesidades.

• Introduce en todas las sesiones de entrenamiento una fase inicial de calentamiento, la cual tendrá como función preparar tu organismo para afrontar la parte principal de la sesión de manera óptima y segura. Un buen calentamiento te ayudará a prevenir lesiones. No calientes de manera excesivamente intensa, un calentamiento de intensidad moderada favorecerá el buen rendimiento durante la sesión.

• Realiza, si la práctica lo permite, ejercicios de estiramientos antes, durante y después de tu sesión de entrenamiento.

Nadador

• Come con una dieta variada y moderada ya que esta es la mejor garantía para conseguir un equilibrio nutricional. Tomando frutas y verduras con variedad en color y cantidad, te asegurarás de obtener los nutrientes que necesitas. Seguir una dieta mediterránea está asociado a mejoras en la salud y la calidad de vida.

• No debes practicar actividad física en ayunas ya que aumentan tus probabilidades de sufrir hipoglucemia.

• Si realizas ejercicios de menos de una hora de duración, debes saber que no existe evidencia científica entre la diferencia de ingerir bebidas con carbohidratos o agua simple, por ello, ingerir la cantidad de agua adecuada sería suficiente para que estuvieras bien hidratado. Pon atención a la reposición de líquidos en los días calurosos, pues las pérdidas de líquido son mayores en estos días.

• Al finalizar la actividad física debes reponer mediante la alimentación la pérdida de líquido y las reservas de glucógeno.

• Utiliza ropa adecuada a la práctica que vayas a realizar. En climas cálidos la ropa no debe ser excesivamente ajustada para que favorezca la ventilación. Mientras que en climas fríos, la primera capa, es decir, la capa que está en contacto con el cuerpo, debe ser ajustada, cómoda, transpirable y que no absorba el sudor sino que lo evacúe hacia al exterior.

• Utiliza un calzado adecuado a los requerimientos de la actividad que vayas a realizar. Es importante que sepas sobre qué superficie vas a practicar el deporte de forma habitual. Ten en cuenta que las superficies rígidas como el cemento, el asfalto y algunos sintéticos, exigen una amortiguación mayor en el calzado.